Cabecera nota misicuni 8 8 2017

Por su amplia experiencia en el sector

Cochabamba, 17 de Julio de 2017
misicuni 17 7 2017

 La empresa eléctrica ENDE CORANI, filial de ENDE Corporación será la encargada de brindar los servicios de operación, mantenimiento y administración de la Central Hidroeléctrica Misicuni, que se prevé entre en operación desde el 1 de agosto de este año, aportando 120 MW (megavatios) de energía al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

“ENDE CORANI, administra desde hace 51 años la Central Hidroeléctrica Corani, y desde hace 44 la Central Hidroeléctrica Santa Isabel, que proveen de energía hidroeléctrica al país desde hace más de medio siglo. Confiamos en que su experiencia, será de gran utilidad para la puesta en funcionamiento de Misicuni”, informó el Ing. Eduardo Paz Castro, Presidente de ENDE Corporación.


Las tareas que realizará ENDE CORANI serán la operación, mantenimientos preventivos, predictivos y correctivos y la administración de la Central Hidroeléctrica Misicuni, que comprende la cámara de válvulas, la tubería forzada, la Casa de Máquinas, el embalse de compensación, la caseta de agua potable y riego este, la caseta de riego Oeste, la subestación Misicuni, la subestación Colcapirhua, línea de transmisión 115 kV, línea en 24 kV, el campamento, el galpón almacén e infraestructuras en general, y se realizaron con personal 100% boliviano, incorporando personal de la zona al proyecto.

“Para nosotros es un nuevo reto, pero consideramos que estamos listos para asumirlo. La puesta en marcha de Misicuni es en general, una excelente noticia para todo el país, pues se trata de energía limpia, renovable y que contribuye a los objetivos de desarrollo social y económico del Estado Plurinacional de Bolivia, y por ende de todos los bolivianos”, indicó José María Romay, Gerente General de ENDE CORANI.

AJUSTE

Consultado en relación al ajuste a la tarifa de electricidad, Romay explicó que la puesta en funcionamiento de nuevas Centrales Hidroeléctricas, como el caso de Misicuni, demanda una mayor inversión, que se traduce en beneficio directo para conseguir que el 100% de los bolivianos puedan contar con el servicio de electricidad; y el ajuste en cuestión, corresponde a una regulación para cubrir los gastos de operación y mantenimiento de todos los sistemas existentes, y en un futuro también de Misicuni y de todas las nuevas centrales eléctricas y líneas de transmisión del país.

“Generamos más energía porque en la actualidad la electricidad es un servicio básico, y es una determinación del presidente Evo Morales, que todos puedan acceder a ella en condiciones adecuadas y de manera sostenible”, finalizó Romay.